Aumentar los impuestos al tabaco reduciría su consumo en 2%, 700.000 fumadores menos

La necesidad de aumentar de manera inmediata los costos del cigarrillo es defendida por la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (Sespas)

Salud y Educación 02/06/2024 Redacción Redacción
cigarette-1270516_1280
Consume tu Salud

La necesidad de aumentar de manera inmediata los costos del cigarrillo es defendida por la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (Sespas), con el objetivo de salvaguardar el bienestar de las personas jóvenes y adolescentes. Estas acciones fiscales podrían disminuir la incidencia del consumo de tabaco en un 2% en un lapso de tres años, lo cual equivaldría a una disminución de 700.000 fumadores.
En virtud de la conmemoración este viernes del Día Internacional sin Fumar, el cual este año se destina a la salvaguardia de los niños ante la injerencia de la industria del tabaco, Sespas, por medio de un artículo publicado en la revista 'Gaceta Sanitaria', urgió a implementar medidas tributarias que aumenten los precios del tabaco de forma progresiva y equiparen la tributación de los productos de nueva generación con la de los cigarros convencionales.

Bajo esta óptica, recalcaron desde la entidad científica, "una estrategia tributaria audaz podría disminuir la incidencia del hábito de fumar en un 2% en un lapso de tres años, lo cual significa una reducción de 700.000 personas que fuman".

istockphoto-864527528-612x612

También, hizo mención de que "el coste del tabaco en España es significativamente menor que en naciones como Francia y Portugal, lo cual facilita la disponibilidad de estos productos para los jóvenes". Además, la tributación del tabaco para enrollar y los cigarros electrónicos es insatisfactoria.

No obstante, Sespas recordó que el recientemente aprobado Plan Integral de Prevención y Control del Tabaquismo 2024-2027, liderado por la Dirección General de Salud Pública del Ministerio de Sanidad, excluyó la revisión de la tributación de los productos del tabaco, una medida respaldada por la comunidad científica que podría disminuir considerablemente el consumo entre los jóvenes.

Acciones legales

Por esta razón, la organización científica indicó que "las leyes implementadas en España a partir de 2005 han tenido un impacto significativo en la disminución de la publicidad del tabaco y la exposición al humo en lugares públicos, logrando una reducción en el inicio del consumo de tabaco en los jóvenes y mejoras en el bienestar general de la población".

No obstante, señalaron que "los efectos positivos de estas acciones han disminuido debido a las tácticas de la industria tabacalera, que ha impulsado la utilización de elementos como el tabaco de liar, dispositivos que calientan el tabaco, hookahs y cigarrillos electrónicos".

También, indicaron desde Sespas que "en España, el consumo diario de tabaco es llevado a cabo por el 19,8% de la población mayor de 15 años (el 23,3% de los hombres y el 16,4% de las mujeres) y un 2,3% lo hace de forma esporádica".

Pese a la disminución en la prevalencia del hábito tabáquico, "el consumo de tabaco y otros artículos asociados todavía implica un significativo factor de peligro y un considerable peso en cuanto a padecimientos, muertes prematuras y detrimento para la sociedad".

(SERVIMEDIA)

Sigue nuestras noticias

Te puede interesar

Lo más visto

Suscríbete a nuestro Boletín para recibir periódicamente las novedades en tu email