El 36% de los potenciales beneficiarios del IMV lo solicitan

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) calcula que en diciembre de 2023 percibieron el Ingreso Mínimo Vital (IMV) 342.856 hogares, un 20% más que en 2022

Economía 11/07/2024 Redacción Redacción
A1-1410203114-1
Personas en una calle | Foto de 123RF/imagesbyhafizismail

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) calcula que en diciembre de 2023 percibieron el Ingreso Mínimo Vital (IMV) 342.856 hogares, un 20% más que en 2022 y el 36% de los potenciales beneficiarios que lo terminan pidiendo.

Así lo puso de manifiesto la presidenta del organismo, Cristina Herrero, con motivo de la publicación de la tercera opinión de la Airef sobre el IMV, con datos de 2023. Los 342.856 hogares que percibieron la prestación al cierre del año pasado suponen el 36% de los 952.702 potenciales beneficiarios y el 17% de los hogares en pobreza severa. La duración mediana de la prestación es de 30 meses.

En mayo de 2020, fecha del inicio del IMV, había unos 240.000 hogares perceptores de rentas mínimas autonómicas y en octubre de 2023 eran 513.871 los hogares que percibían rentas mínimas y/o IMV. Esa cifra global se descompone en 315.338 beneficiarios solo del IMV a octubre del año pasado, cifra que ha ido subiendo progresivamente desde que se lanzó la prestación; 154.777 son perceptores de rentas mínimas, que han ido mermando desde los 240.000 iniciales, y 43.756 perciben conjuntamente rentas mínimas e IMV, número que despegó en mayo de 2021 y desde entonces se mantiene prácticamente estable.

No obstante, la Airef insiste en que existe margen de mejora con esta prestación, puesto que la tasa de los que pueden percibirlo y finalmente no lo solicitan (llamada 'non take up') se mantiene en el 56% desde que se lanzó el IMV (fue del 58% en 2022). Cinco puntos de ese 56%, unos 47.500 hogares, corresponde a que siguen recibiendo una renta mínima y no solicitan el IMV pese a tener derecho a ello porque no quieren dejar de percibir la renta mínima de su región.

Esa tasa de ‘non take up’ varía según las comunidades autónomas, desde un 68% en Islas Baleares a un 34% y un 39% en Melilla y Ceuta, respectivamente. Cataluña es la región en la que hay un mayor peso de las rentas mínimas de cara a no solicitar finalmente el IMV, con 17 puntos de una tasa del 67% de ‘non take up’, mientras que en Castilla-La Mancha y Melilla es cero la percepción de rentas mínimas entre quienes no piden el IMV. En Asturias y Comunidad Valenciana también se registra una proporción más elevada de beneficiarios de rentas mínimas, de nueve y ocho puntos, respectivamente, sobre tasas de no solicitudes del 45% y el 59%.

Por otra parte, la Airef calcula que al 65% de los beneficiarios se les revisó sus importes el año pasado y a un 7% se les dio de baja y se les pidió reembolsos de 3.000 euros de mediana. En este sentido, Herrero comentó que siguen dialogando con el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones respecto a los pagos que tienen que afrontar estos hogares. No obstante, destacó que ese porcentaje de reembolsos ha bajado, pues el año anterior era el 16%. “Lo mejor sería aproximar la renta al momento presente y no utilizar la situación de años anteriores”, agregó Herrero.

Asimismo, al 30% de los hogares perceptores del IMV se les aplicó el incentivo al empleo, lo que ha supuesto sumar 2.400 euros de renta en mediana y menos revisiones. Además, solo a 3.964 hogares se les ha reconocido la prestación de acuerdo con los ingresos del año en curso.

Sobre el autobús que tiene en circulación el Ministerio por el país para informar sobre el IMV, la presidenta de la Airef dijo que no tienen dato sobre la incidencia que tiene para finalmente provocar la petición de la prestación, pero sí que han identificado 112 ayuntamientos que cubrirían buena parte del ‘non take up’ y de esos 112, el autobús del IMV ha parado en 38 municipios que representan el 28% del ‘non take up’.

Entre las peticiones de mejora de la Airef están reformar el diseño de la prestación para mejorar su eficacia. Propone concretar los objetivos del IMV en términos cuantitativos de pobreza, reforzar las campañas de información y acompañamiento individualizadas y garantizar la continuidad de la publicación de las estadísticas homogéneas y comparables de rentas mínimas para poder seguir evaluando los efectos de estas rentas sobre el IMV.

(SERVIMEDIA)

Sigue nuestras noticias

Últimas noticias
Te puede interesar

Lo más visto

Suscríbete a nuestro Boletín para recibir periódicamente las novedades en tu email